Drewry: El 2020, un año desafiante para las navieras en gestión de capacidad

¿Le gustó el artículo?
  • ¿Le gustó el artículo?
  •  (5)
  • No (2)

Por: Redacción CAMAE
klopez@camae.org

De acuerdo a un reciente informe de Drewry, se calcula que este año se agregarán 1,2 millones de TEU de capacidad a la flota, de los cuales casi la mitad lo comprenden 23 buques de gran tamaño ULCV de más de 20,000 TEU para las líneas navieras HMM, CMA CGM y MSC.

Según los datos de Alphaliner, la flota de portacontenedores creció un 4% en 2019, a 23,2 millones de TEU de capacidad (5,337 barcos), como resultado de 1,06 millones de TEU de entregas de nuevas construcciones contra 207,000 TEU de barcos vendidos para chatarra.

Y con el crecimiento de la demanda prevista, el “desafío” de la cartera de pedidos está siempre presente.
Al igual que en el pasado, los transportistas pueden transferir las fechas de entrega de algunos buques hasta 2021, cuando actualmente solo se derivan dos ULCV, pero la herramienta principal en su caja sigue siendo la navegación en blanco.

Los datos de Drewry revelan que las tres alianzas anularon 253 navegaciones masivas ruta este-oeste el año pasado, significativamente por encima de las 145 canceladas en 2018.

Además, con unos 250 buques con más de 2 millones de teu de capacidad, ya sea que estén siendo reacondicionados con depuradores o en espera de su turno para ingresar a diques secos, el suministro continuará siendo asimétrico, al menos en la primera mitad del año, lo que permitirá a los transportistas incorporar sin problemas las nuevas construcciones.

Sin embargo, Drewry, a más largo plazo, sugiere que los transportistas deberán ser “más despiadados en las demoliciones y permanecer restringidos a la hora de pedir un nuevo tonelaje”.

Otro factor que podría frenar el libro de pedidos es la incertidumbre en toda la industria sobre la estrategia requerida para alcanzar objetivos neutrales en carbono.

“Decidir cuál es la alternativa de propulsión de barcos más adecuada, comprensiblemente, tomará tiempo, y cuanto más tarden los ejecutivos de la compañía en considerar y retrasar la inversión en nuevos barcos, más tiempo tendrá la industria para reducir su excedente de capacidad”, indicó Drewry.

El reto de las navieras es mantener sus costos operativos bajo control.

Solicita nuestros servicios

¿Tiene algún requerimiento? Comunícate con nosotros lo atenderemos a la brevedad posible.