Nerviosismo en mercados internacionales promueve temor a una recesión

¿Le gustó el artículo?
  • ¿Le gustó el artículo?
  •  (0)
  • No (0)

Una nueva jornada de tensión vivieron los mercados europeos. Las principales bolsas terminaron en caída, preocupadas ante la ralentización del crecimiento mundial y la guerra comercial entre EE.UU. y China.

Las acciones cayeron a mínimos de seis meses durante una sesión volátil, y la bolsa de Londres perdió más del 1%, luego de que China advirtió de represalias contra Estados Unidos por un alza de aranceles.

Tasas de interés negativas, un derrumbe en el rendimiento de los bonos, el aumento de las regulaciones y mayores señales de una recesión inminente han restado casi todo su valor a los bancos europeos, cuyo índice se desplomó hasta el nivel tocado en el 2012, en el peor momento de la crisis de deuda de la zona euro.
Los precios de las acciones subían levemente en la Bolsa de Valores de Nueva York, recuperándose un poco después de haber caído estrepitosamente el pasado miércoles, cuando los principales índices de Wall Street cayeron con fuerza porque la curva de rendimiento del Tesoro se invirtió temporalmente por primera vez en doce años, lo que se considera como una señal de recesión.

El rendimiento de los bonos del Tesoro de EE.UU. a 30 años cayó ayer a un mínimo récord bajo el 2% y el retorno de los papeles a diez años bajó a un piso en tres años. “La economía está fenomenal”, dijo el presidente Donald Trump. “Tuvimos un par de días malos pero tendremos días muy buenos porque tuvimos que proceder con China”.

 Pero a pesar del optimismo que quiere mostrar Trump, una serie de indicadores muestran una imagen confusa de la mayor economía mundial.

Los mercados siguen preocupados por el enlentecimiento de las economías europeas y china, lo cual encendió luces de alerta que hicieron caer las bolsas el 2% en todo el mundo.

Además, la caída de las exportaciones contrajo la economía de Alemania en el segundo trimestre por los conflictos arancelarios o la incertidumbre por el brexit, mientras que el crecimiento de la producción industrial china en julio fue el más bajo en 17 años. “El contexto global se ha desacelerado más de lo previsto”, dijo Kathy Bostjancic, economista en Oxford Economics. “(EE.UU.) no es inmune a la desaceleración”, dijo a The New York Times.

“Es la guerra comercial la que está impulsando a los mercados en este momento”, dijo Craig Erlam, analista sénior de mercado de Oanda.

“Los inversores están muy sensibles a cualquier cosa negativa en el comercio”, agregó el analista.

 

Fuente: Diario EL UNIVERSO

Guardado en:  COMERCIO EXTERIOR | Economía
Compartir

Solicita nuestros servicios

¿Tiene algún requerimiento? Comunícate con nosotros lo atenderemos a la brevedad posible.