Ecuador, rumbo a una ‘estandeflación’: cinco efectos en la economía

¿Le gustó el artículo?
  • ¿Le gustó el artículo?
  •  (18)
  • No (7)

Estanflación y estandeflación tienen conceptos diferentes. Estos términos han aparecido en opiniones de economistas, uno de ellos dice que Ecuador está rumbo a una estandeflación. ¿Qué significan estos términos? ¿Qué significa para el bolsillo común?. 

Para aclarar conceptos y ver cómo ello afecta al ciudadano se entrevista a tres analistas de economía y empiezan por explicar que significa cada término.La estanflación es una situación de estancamiento económico, con aumento del paro (desempleo) y de la inflación y esto se ha dado en Europa. Ahora hay temor de que reaparezca por la tensión que hay en Estados Unidos e Irán y por otros parámetros económicos.

En cuanto al concepto de estandeflación, el ecomomista, analista y ex ministro de Economía, Fausto Ortíz, dijo que el término todavía no existe en la Real Academia Española, es una nueva palabra que se podría definir como “situación de estancamiento económico con deflación (inflación negativa) y empobrecimiento económico general”.

Ahora, para decir que hay deflación deben existir la caída generalizada y prolongada del nivel de los precios de bienes y servicios, como mínimo dos semestres según el Fondo Monetario Internacional. La deflación es causada por la disminución de la demanda. Entonces desde el punto de vista de Ortiz, Ecuador vive un período de inflación negativa a nivel de Índice de Precios al Consumidor.

“No indica que los precios en toda la economía están cayendo necesariamente. Incluso la percepción de la población seguramente es que una cosa es la cifra y otra es la realidad que ellos viven”.

Ortiz agrega que la caída de los precios ocurre como consecuencia de la recesión (estancamiento) que vive la economía. Advierte que sería poco lógico que un empresario ante la circunstancia actual de poca liquidez y poca demanda (empujada por aumento de desempleo también) se le ocurra subir precios. “No vendería nada. Le toca hacer lo contrario. Llenar las perchas con promociones”.

El ex ministro es claro al decir que mientras la economía siga estancada (y va a seguir un par de años más) los precios no se moverán al alza.

¿Es malo para la gente comprar a precios menores? “No. Lo malo es que no haya trabajo, liquidez y capacidad de compra y que eso sea lo que mantenga los precios aguantados.

 El presidente de Colegio de Economista de Guayas, Larry Yumibanda, dice que la inflación anual a diciembre 2019 cerró en -0,07 %, estamos rumbo a la estandeflación de la economía ecuatoriana.Advierte que con un proceso de estandeflación (estancamiento económico + deflación) en marcha, “la economía ecuatoriana no soportará políticas de ajuste y requiere de políticas para estimular el crecimiento económico y generar bienestar y prosperidad para todos”.

Lo inquietante para Yumibanda es que el consumidor se va a acostumbrar a los descuentos, pero esta estrategia para animar las ventas baja la rentabilidad, lo que al final obliga a hacer un ajuste a la nómina, con lo que va a aumentar la tasa de desempleo adecuada.

La estandeflación es un término que viene de dos palabras de estancamiento, que es cuando no hay un crecimiento en la economía que permita la generación de puestos de trabajo, baja la producción, baja la venta y aumenta el desempleo, indica el analista económico, Jorge Calderón.

La otra palabra es deflación, que es baja de precios por un tiempo sostenido. Al ver las cifras del INEC, que dice que diciembre tuvo inflación negativa, lo que sí da muestras que puede darse una estandeflación.Ha habido aumento del desempleo según las cifras de septiembre. Todavía no sale la recaudación del SRI de diciembre, pero si se ve hasta noviembre las cifras de recaudación del Impuesto al Valor Agregado proyectadas era de 4.600 millones de dólares, pero solo fue de 4.400 millones de dólares, lo que muestra que hasta noviembre no hubo la suficiente venta.

“Saber la recaudación del IVA es importante, porque es el termómetro de las ventas y las cifras hablan por sí solas”.

Aquí cinco consecuencias de la situación actual.

  1. Las empresas venden menos, pues el poder adquisitivo de los consumidores se ha reducido.
  2. Descuentos. Tanto los productos como los servicios bajan de precio o se mantienen, no generando mayor liquidez para las empresas.
  3. Las compañías detienen sus planes de expansión, justamente por la reducción o estancamiento de los ingresos por ventas.
  4. Como consecuencia no pueden contratar a nuevas personas para sus procesos de producción o comercio.
  5. Al no haber nuevos empleos no se fomentan nuevas ventas o nuevos clientes, con lo cual el Estado también recauda menos impuestos.

 

Fuente: Diario EXPRESO 

Solicita nuestros servicios

¿Tiene algún requerimiento? Comunícate con nosotros lo atenderemos a la brevedad posible.