Dos buques tanque de Cosco son reservados para operaciones chárter, pero incertidumbre continúa

¿Le gustó el artículo?
  • ¿Le gustó el artículo?
  •  (0)
  • No (0)

Después de un paréntesis de dos semanas, los traders petroleros están nuevamente reservando buques tanque operados por Cosco, lo que fueron afectados por las sanciones de Estados Unidos contra aquellas naves que transporten petróleo iraní. Los chárter probablemente no tranquilicen inmediatamente un mercado petrolero que se encarece continuamente. Según informó Bloomberg, dos petroleros con capacidad para 2 millones de barriles, el “Xin Lian Yang” y el “Xin Yue Yang”, han sido provisionalmente reservados por compañías no identificadas, de acuerdo con cuatro agentes de naves.

Las sanciones estadounidenses se aplicaron a dos subsidiarias de China Cosco Shipping Corp., obligando a los traders del sector petrolero a cancelar los chárter comprometidos con la naviera. El problema es que los agentes de naves informan que todavía existe una falta de claridad sobre qué tanqueros están sujetos a las acciones y cuáles no y en ese contexto dos reservas no alteran ese escenario.

Este último punto es importante porque la flota total de Cosco está compuesta por 43 grandes buques de transporte de crudo, con una capacidad de transporte de aproximadamente 86 millones de barriles, así como por múltiples buques tanque más pequeños, según datos de Clarkson Research Services Ltd.

Por lo tanto, hasta que no haya claridad sobre qué buques son sancionados, los agentes navieros dicen que la disponibilidad de naves probablemente seguirá siendo limitada. Incluso una vez que se haya aclarado la situación, el mercado podría ver limitada la oferta de la flota si resulta que un gran número de petroleros de Cosco se han visto afectados.

Las tarifas de los petroleros ya habían subido el mes pasado tras los ataques a las instalaciones petrolíferas saudíes, cuando los traders petroleros se trasladaron rápidamente a la fuente de crudo de regiones fuera del Golfo Pérsico, lo que frenó el suministro de buques. Además, algunos buques tanque están siendo equipados con scrubbers para eliminar las emisiones de azufre, en preparación para la aplicación de la normativa IMO 2020.

Los altos costos de envío comienzan a afectar a la industria petrolera con las consecuencias de las sanciones que ya son evidentes en todo el mercado. Los márgenes de refinación en Asia están disminuyendo, los arbitrajes históricos se han erosionado y los exportadores de crudo pueden verse obligados a recortar los precios para cambiar sus barriles.

Normalmente no es sostenible ni rentable para los traders y las refinerías de petróleo pagar enormes sumas globales como US$14 millones -o US$7 por cada barril- para transportar petróleo a través de los océanos, como algunos están haciendo actualmente. La cuestión es cuál será la nueva normalidad cuando se aclare la situación de la flota de Cosco.

MundoMarítimo

Guardado en:  Cosco | Internacional
Compartir

Solicita nuestros servicios

¿Tiene algún requerimiento? Comunícate con nosotros lo atenderemos a la brevedad posible.