Mercado de tanqueros de productos petroleros se adentra en negativas perspectivas

¿Le gustó el artículo?
  • ¿Le gustó el artículo?
  •  (0)
  • No (0)

En momentos en que el mercado de tranqueros de productos petroleros se está preparando para un aumento de las tarifas de flete ante la aplicación de la Normativa IMO2020, el informe World Energy Outlook 2019 de la IEA (Internatonal Energy Agency), recientemente publicado, presenta un panorama sombrío para los petroleros de productos después de 2025.

En el “Escenario de Políticas Programadas”, la AIE dice que la demanda mundial de petróleo aumentará alrededor de 1 mbpd en promedio cada año hasta 2025. Sin embargo, con la aceleración de las ventas de vehículos eléctricos y el continuo aumento de la eficiencia energética de los vehículos, el crecimiento medio de la demanda de petróleo descenderá al 0,3% entre 2025 y 2030, antes de reducirse aún más hasta el 0,1% en 2030.

Según la IEA, a finales de la década de 2020, las ventas de autos con motores de combustión interna tradicionales comenzarán a disminuir y el uso de petróleo en los turismos alcanzará su punto álgido. Por otro lado, las ventas de coches eléctricos aumentarán de 10 millones en 2025, a 18 millones en 2030 y 33 millones en 2040. Para 2040, cerca de 4 mbpd de demanda de petróleo serán descartados por cerca de 330 millones de automóviles eléctricos en la carretera y otros 9 mbpd de demanda de petróleo se sumarán debido a motores más eficientes en el consumo de combustible.

La caída prevista del crecimiento de la demanda de petróleo entre 2025 y 2030 y el estancamiento de la demanda en la década de 2030 tendrán graves consecuencias para los productores de petróleo, las refinerías y los armadores de petroleros. Un crecimiento letárgico de la demanda, junto con la expansión de la capacidad de las refinerías en los centros de crecimiento de la demanda, comprimirán significativamente el crecimiento del comercio de productos refinados durante 2025-30, antes de que se arrastre definitivamente en 2030.

Las importaciones de productos refinados por parte de Estados Unidos y Europa en particular se reducirán con la disminución de la demanda de combustibles para el transporte por carretera (gasolina y gasóleo). Sin embargo, el único punto positivo para las importaciones europeas de productos refinados sería una disminución relativamente rápida de la producción de las refinerías en comparación con la demanda durante este período.

Por otra parte, las importaciones de productos refinados de los países en desarrollo de América Latina y África seguirán aumentando paralelamente al aumento de la demanda. Sin embargo, cualquier expansión importante de la capacidad de refinería en estas regiones – similar a la refinería de 650 kbpd de Dangote en Nigeria – frenaría el crecimiento de las importaciones.

Aunque el aumento previsto en la eficiencia del combustible de los vehículos y el aumento de la flota de automóviles eléctricos también afectarán a la demanda de petróleo en la región de Asia y el Pacífico, la demanda general en la región seguirá creciendo a un ritmo saludable después de 2025. No obstante, el esperado aumento de la capacidad de refinación en Asia y el Pacífico reducirá su déficit de gasolina y gasoil, contrayendo las importaciones interregionales. Por otra parte, el comercio intra-asiático seguirá aumentando.

Para Drewry, en general, una fuerte desaceleración del crecimiento de la demanda mundial de petróleo después de 2025 se reflejará en el comercio de productos refinados. El mercado de productos petroleros tendrá que adaptarse en consecuencia, ya que, a falta de un crecimiento significativo del comercio, las nuevas órdenes de construcción se limitarán a los buques de sustitución al cabo de diez años.

 

Fuente: MundoMarítimo

Guardado en:  Internacional | Sin categoría
Compartir

Solicita nuestros servicios

¿Tiene algún requerimiento? Comunícate con nosotros lo atenderemos a la brevedad posible.