Empresas Taylor apoya travesía solidaria de cruce a remo por el Atlántico entregando servicios logísticos integrados

¿Le gustó el artículo?
  • ¿Le gustó el artículo?
  •  (0)
  • No (0)

Una importante contribución para una buena causa entregará Empresas Taylor, ejecutando una labor logística con los servicios integrados que ofrece a través de su filial Ian Taylor.  El vital apoyo será realizado para “Forget Me Knot Atlantic Row“, expedición de remo en el océano que intentará cruzar el Atlántico desde Portugal hasta América, arribando a Guyana Francesa, y cuya partida está programado para el 15 de enero.  

Esta cruzada tiene como objetivo reunir recursos para quienes atienden a enfermos con demencia en Inglaterra y también recopilar datos oceanográficos de tramos del Océano Atlántico escasamente navegados. Además, el equipo será el primer trío en intentar este viaje y busca batir el récord actual de cruce de 50 días. Si tiene éxito, esto asegurará dos récords mundiales para la campaña.  

Empresas Taylor entregará apoyo logístico una vez se logre el cruce, trasladando el bote por tierra en Guyana Francesa desde Kourou hasta Cayenne, para luego llevarlo por mar hasta Cartagena, Colombia, para finalmente ser llevado hasta Róterdam, en Países Bajos, a bordo de una M/N de Wallenius Wilhelm Ocean.  

Mats Blixt, Integrated Services & Optimization Manager de Ian Taylor, expresó que “estamos muy contentos de poder aportar a que se logren los objetivos de esta travesía entregando los servicios logísticos integrados que ejecutamos con Empresas Taylor, además de poder hacerlo junto a nuestro representado Wallenius Wilhelmsen Ocean. Toda colaboración que se pueda hacer es necesaria para poder cumplir los nobles e importantes objetivos de Forget Me Knot”. 

A su vez, agregó que “no será fácil la travesía que tendrán que realizar los tripulantes de este bote, por lo que les deseamos mucha suerte y estaremos esperándolos cuando logren la meta de cruzar el océano Atlántico”.  

Travesía 

Serán tres los hombres que buscarán la hazaña de utilizar solos sus brazos para recorrer cerca de 4.000 millas, una verdadera prueba de resistencia, donde el equipo remará las 24 horas del día en turnos de 2 horas remadas, 2 horas libres, para mantener el barco en movimiento. 

Esto significa un máximo de 2 horas de sueño, sin apoyo, en medio del océano junto con olas de más de 40 pies, condiciones de congelación, fallas en el equipo y dormitorios estrechos. Un desafío técnico, físico y mentalmente duro.  

Para lograrlo utilizarán el bote “Rannoch R45”, de 9 metros de eslora, 2 metros de alto, 1,5metros de manga, pesando cerca de mil kilos.  

 

Fuente: MUNDO MARÍTIMO

Guardado en:  Sin categoría
Compartir

Solicita nuestros servicios

¿Tiene algún requerimiento? Comunícate con nosotros lo atenderemos a la brevedad posible.