De 32 emprendedoras de El Oro nació el Banana Hat que se ha exportado a Chile, Estados Unidos y Europa

¿Le gustó el artículo?
  • ¿Le gustó el artículo?
  •  (1)
  • No (0)

El 41 % de los productores bananeros del país está en la provincia de El Oro, que posee una superficie de 45.801 hectáreas sembradas, según cifras oficiales. De esa provincia no solo sale banano en el estado tradicional como fruta, sino que con los tallos de las plantas un grupo de mujeres orenses confecciona y ha llegado a exportar a varios mercados internacionales los Banana Hat: sombreros artesanales hechos a base de fibra de banano.

Estos sombreros, según Lorgia Cuenca, administradora de la Asociación de Mujeres Agroartesanales (AMA), nacieron de la necesidad de crear un souvenir que identifique a la provincia y se ha convertido en el producto estrella de la agrupación, integrada por 32 mujeres de diferentes cantones de El Oro, que además de sombreros confeccionan otros productos como los mini Banana Hat, que pueden ser utilizados como llaveros o imanes; minitapices y tapices a gran escala de pared, entre otras artesanías.

“El sombrero nació por la necesidad de que nos identifiquen, si ya hay un Panama Hat por qué no tener un Banana Hat”, comenta Cuenca, quien recuerda que AMA se creó en el 2008, pero la idea de buscar un artículo autóctono que identifique a su provincia ante los turistas nacionales e internacionales nació hace 25 años cuando era estudiante de Hotelería y Turismo de la Universidad Técnica de Machala.

“Nuestros profesores en las prácticas nos decían: van a venir tantos turistas y ustedes qué les van a dar, algo representativo de la provincia, del país; y la verdad es que no teníamos nada que nos representara, al menos yo personalmente vivía con esa amargura interna”. En ese tiempo, indica que en las tiendas de souvenirs de su Machala y otras localidades solo había productos que venían de otras provincias, como Azuay, Pichincha e Imbabura (Otavalo).

Sin embargo, el primer Banana Hat nació años después, en el 2006, cuando Cuenca tomó una capacitación adicional en el Servicio Ecuatoriano de Capacitación Profesional (Secap), donde trabajaba, y conoció a varias mujeres con las que empezó AMA.

“Convivíamos con ellas, pasábamos tardes, tres horas en la tarde, conversábamos de todo, trabajábamos, se emocionaban con la nueva alternativa que ellas iban a tener para mejorar sus economías y así empezó nuestra asociación en el 2008″, señala la emprendedora, quien afirma que sus Banana Hat han llegado a Estados Unidos, México, Chile, España, Francia, Dinamarca, Inglaterra; y en el 2022 a Países Bajos, donde un empresario hizo un pedido de 34 sombreros a la asociación.

En el 2022 también trabajaron con la Asociación de Exportadores de Banano del Ecuador (AEBE), gremio que encargó la confección de 120 Banana Hat para impulsarlos entre sus socios y además promocionar su libro La guía culinaria del banano.

“Hicimos un pedido para que todos nuestros socios principales, adherentes, autoridades y medios tengan un sombrero de fibra de banano para impulsarlo e impulsar el emprendimiento de AMA. Además, desde el año pasado les damos espacio gratuito en nuestra convención de banano, esto ha hecho que las empresas bananeras también las contacten para realizar sombreros para sus clientes internacionales. Queremos que crezcan más emprendimientos en torno a productos derivados de banano”, sostiene José Antonio Hidalgo, director ejecutivo de AEBE, quien adelanta que seguirán encargando sombreros a las emprendedoras para acompañar sus entregas nacionales e internacionales.

Cuenca revela que el precio del sombrero estándar es de $ 35, pero también confeccionan unidades con fibras más delgadas que pueden llegar a costar entre $ 80 y $ 100, siempre dependiendo del ancho del ala. Las artesanas dedican hasta tres horas al día para elaborarlos.

La administradora de AMA lamenta que el gremio no tenga recursos para pagar una campaña publicitaria para dar a conocer sus productos con mayor alcance y asegura que hasta la fecha sus clientes han llegado por la publicidad boca a boca que se realiza en sus redes sociales.

“Nos gustaría tener más ventas de las que tenemos”. Ahora buscan hacerse más conocidas en el sector que involucra la actividad bananera: productores, exportadores, navieras y gremios como AEBE.

Sobre el proceso de elaboración de los Banana Hat, Cuenca especifica que solo sirven los tallos de las plantas recién cosechadas: “Separamos cada vaina de ese tallo, a esas vainas las hacemos tiras y a esas tiras mediante una técnica de fileteo las separamos en tres filas y las dejamos secar al sol, la preparamos de acuerdo al producto que tengamos que hacer”.

La materia prima para la confección de los Banana Hat, que pueden llegar a costar entre $ 35 y $ 100, es la fibra de banano que se obtiene del tallo recién cosechado. Foto: Cortesía de AMA

La materia prima la consiguen a través de productores conocidos de la asociación, quienes obsequian los tallos. Sin embargo, cuando son más de diez, las artesanas deben pagar de $ 30 a $ 40 para poder llevarlos a sus casas y empezar a trabajar.

Las artesanas de AMA esperan este 2023 conseguir más clientes y que el Banana Hat llegue a todos los rincones del país y a más países del mundo. Las hijas de algunas de las artesanas de la asociación se están integrando a las labores, además de algunos esposos que sirven de apoyo. (I)

 

 

Fuente: Diario EL UNIVERSO

Compartir

Solicita nuestros servicios

¿Tiene algún requerimiento? Comunícate con nosotros lo atenderemos a la brevedad posible.