Pronostican que la industria naviera no cumplirá objetivos de reducción de CO2

¿Le gustó el artículo?
  • ¿Le gustó el artículo?
  •  (3)
  • No (0)

Por: Redacción CAMAE
klopez@camae.org

La industria del transporte marítimo, al parecer no cumplirá los objetivos de reducción del cambio climático establecidos por la Organización Marítima Internacional (OMI). Según una nueva investigación de la sociedad de clasificación DNV / GL, el problema radica en el hecho de que ningún propietario del buque puede invertir en nuevas tecnologías hoy y tener la seguridad de que no será obsoleto en el transcurso de una década o dos.

“Los barcos construidos hoy tendrán que competir con los buques que lleguen al mercado dentro de cinco, 10 o 15 años, y deben considerar los estándares futuros para seguir siendo competitivos”, dijo el director ejecutivo marítimo de DNV / GL, Knut Ørbeck-Nilssen.

El especialista agregó: “Teniendo en cuenta el futuro incierto que se avecina, no ser a prueba de futuro en la nueva fase de construcción podría llevar a que ese activo quede varado en un futuro no muy lejano”.

De acuerdo a Loadstar, DNV / GL también anunció que otro problema radica en la entrega de cualquier tipo de combustible que los barcos del futuro puedan usar, debido a la necesidad de construir la infraestructura de entrega dual.

“Actualmente, solo el GNL como combustible alternativo ve un importante desarrollo de infraestructura, pero aún queda mucho por hacer. Aun así, DNV / GL considera que el GNL es el combustible de puente más adecuado, lo que permite que la industria cumpla al menos con los objetivos climáticos para 2030”, aclaró Knut Ørbeck-Nilssen.

El experto expresó que para alcanzar la reducción del 50% necesaria para 2050, se necesitan combustibles con emisiones bajas o nulas, como el amoníaco y otros combustibles con emisiones neutras de carbono, que según las previsiones de DNV / GL impulsarán las reducciones de emisiones a mediados de siglo.

“La modelización de la vía  indica que los combustibles neutros en carbono necesitan suministrar del 30% al 40% de la energía total en 2050, para cumplir con la estrategia de la OMI”, dijo en su informe Maritime Forecast 2050.

Según Nilssen la descarbonización del envío está “fuera de curso” y sería casi imposible alcanzar su objetivo de reducir las emisiones de CO2 en un 50% desde los niveles de 2008. Argumenta que la industria marítima, al igual que los gobiernos, deben responder estableciendo nuevas rutas de prueba, tales como los comercios intraeuropeos de aguas cortas y costeras, que permitirían a los buques probar nuevas tecnologías de combustible.

Guardado en:  cero carbono | Logística | Navieras | OMI
Compartir

Solicita nuestros servicios

¿Tiene algún requerimiento? Comunícate con nosotros lo atenderemos a la brevedad posible.