Asia: El aumento del costo de combustible con límite de azufre afecta a las navieras

¿Le gustó el artículo?
  • ¿Le gustó el artículo?
  •  (2)
  • No (0)

Por: Karla López C.
klopez@camae.org

La normativa IMO 2020 que entró en vigencia el 1 de enero 2020 y que obliga a los buques a navegar a un máximo de 0,5% de azufre en su combustible, parece cumplirse sin mayores interrupciones. La consultora especializada Alphaliner informó sobre casos de portacontenedores inactivos que esperan combustible compatible.

“Existen varios casos de barcos cargados anclados, aparentemente esperando búnkers LSFO [fuelóleo bajo en azufre]”, cita el informe.

Alphaliner dijo que el transportista más afectado fue Pacific International Lines (PIL), con sede en Singapur, que aparentemente tenía al menos seis embarcaciones ancladas en su puerto de origen desde fines del mes pasado, en espera de suministros de búnker; son buques panamax desplegados en las rutas comerciales de Asia y África Occidental.

Como el principal centro de abastecimiento de combustible en Asia, Singapur ha visto una gran demanda de LSFO que eleva el precio del combustible conforme a más de $ 700 por tonelada, desde alrededor de $ 550 a principios de diciembre.

Los transportistas intraasiáticos se verán particularmente afectados por esta subida masiva, dado que los búnkeres de la industria HFO (fuelóleo pesado) estaban disponibles a menos de $ 300 por tonelada.

Y dados los márgenes ya delgados para los operadores dentro de Asia, algunos operadores podrían verse obligados a racionalizar las redes y eliminar los servicios en las próximas semanas.

Mientras tanto, el principal centro de búnkeres de Rotterdam en Europa está mostrando una gran disparidad con Singapur, con LSFO actualmente en $ 580 por tonelada.

Sin embargo, varios de los buques más grandes que abastecen combustible en Rotterdam tienen instalados depuradores de limpieza de gases de escape y, por lo tanto, pueden continuar abasteciéndose con HFO, no solo con LSFO limitado para puertos donde está prohibido el uso de depuradores.

A pesar de la cantidad de buques que operan los transportistas que están equipados con depuradores, varias líneas de contenedores están buscando aumentar sus recargos bajos en azufre para negocios por contrato a corto y corto plazo.

Lo cierto es que el costo de cumplir esta normativa de la Organización de Naciones Unidas (ONU), de la cual Ecuador es firmante, tendrá un impacto en el costo de los fletes.

CMA CGM anunció la semana pasada que aumentaría su LSS20 (recargo bajo en azufre) el 1 de febrero.

Según Javier Moreira, gerente de la naviera CMA CGM Clúster (Colombia, Ecuador, Panamá y Venezuela), se estima un gasto de 14 000 millones dólares para las empresas portacontenedores.

Mientras para toda la industria marítima, incluyendo cruceros, petroleros, graneleros y pesqueros, el costo total ascendería a USD 50 000 millones.

Estos gastos responden a la instalación de filtros depuradores, cuyo costo por barco alcanzaría los USD 5 millones y al uso de combustible más ligero.

“La tonelada está dos veces más cara que el búnker más denso. Pasamos de 350 dólares la tonelada a 700. Además, no todos los puertos del mundo están en capacidad de suministrarlo; estamos cerrando acuerdos y la logística para tanquear es compleja y cambiará un poco los itinerarios”, indicó Moreira.

El transportista francés, que opera varios buques equipados con depuradores y actualmente recibe buques ULCV con gas natural licuado (GNL), indicó que había restablecido su LSS20 a USD 275 por tonelada, luego del valor de USD 200 por tonelada establecido el 1 de diciembre.

Según Alphaliner, para calcular la cantidad a pagar por los remitentes, el recargo se multiplica por un coeficiente comercial que representa el consumo de combustible por contenedor.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Solicita nuestros servicios

¿Tiene algún requerimiento? Comunícate con nosotros lo atenderemos a la brevedad posible.