Inversores pueden seguir confiando en el desempeño accionario del transporte marítimo de contenedores en 2022

¿Le gustó el artículo?
  • ¿Le gustó el artículo?
  •  (0)
  • No (1)

Drewry Maritime Financial Research (DMFR), manifestó que sigue siendo optimista sobre la continuidad de los altos precios de las acciones y el aumento de la rentabilidad en el sector portacontenedor. En su edición de diciembre DMFR analiza los factores que apoyan su conclusión de que los inversores en acciones deberían “permanecer” en el sector y que los beneficios anuales volverán a aumentar en 2022.

Los buenos resultados del transporte marítimo de contenedores han generado beneficios muy atractivos para los inversores en acciones. De hecho, el desempeño desde el inicio de 2020 ha sido astronómico.

Los operadores asiáticos fueron los que obtuvieron los mejores resultados; Yang Ming subió un 1.583% (a mediados de diciembre de 2021), seguido de Evergreen Marine, que ganó un 987%, y Wan Hai, que ganó un 976%. HMM generó un desempeño del 621%. Un crecimiento más modesto se observó en Europa, donde las acciones de Hapag-Lloyd aumentaron un 192% y las de Maersk un 123%.

Parte de este notable desempeño puede atribuirse al fortalecimiento de los balances, ya que los datos de 12 líneas navieras sugieren que la deuda acumulada se ha reducido en US$3.500 millones entre fines de diciembre de 2020 y fines de septiembre de 2021, hasta los US$73.200 millones. Además, un buen número de líneas navieras se encuentran en una posición de caja neta, lo que significa que su saldo de caja supera la deuda total, algo poco habitual en el sector.

Evidentemente, la pandemia y la consiguiente crisis de la cadena de suministro que disparó los beneficios de las líneas navieras ha sido el principal motor de la bonanza de las cotizaciones. Esto se vio reforzado cuando los precios de las acciones se recuperaron en noviembre tras el descubrimiento de la variante Ómicron, después de haber estado en retroceso desde julio, cuando había mayores esperanzas de una normalización más rápida del mercado.

Para reforzar la confianza de los inversores, las grandes navieras también están volviendo a comprar acciones. Los directivos de Maersk han aprobado un programa adicional de recompra de acciones por valor de US$5.000 millones para los años 2024 y 2025, lo que eleva el total de los programas de recompra de acciones pendientes a US$10.000 millones de dólares entre 2022 y 2025. También Cosco anunció el 6 de diciembre que el consejo de administración proponía un mandato de recompra de acciones de hasta el 10% de sus acciones A y H en circulación, que está pendiente de ser aprobado por los accionistas.

¿Es el momento de salir de las acciones de transporte de contenedores?

Teniendo en cuenta el buen desempeño de las acciones y la suposición de que los precios de los fletes marítimos spot hayan tocado techo, algunos inversores pueden verse tentados a abandonar el sector del transporte marítimo de contenedores. Sin embargo, Drewry tres razones clave para seguir siendo optimistas en el sector:

La nueva variante de Covid, Omicron, ha aumentado el riesgo de que se produzca una interrupción prolongada de la cadena de suministro, lo que podría apuntalar las tarifas al contado durante más tiempo y ayudar a las negociaciones de los contratos;

El fuerte flujo de caja libre en los próximos dos años debería elevar los precios de las acciones. Maersk ha estimado que el grupo espera un FCF de unos 14.500 millones de dólares para finales de 2021. Basándonos en esto, podemos suponer con seguridad que el sector reportará un flujo de caja libre superior a los 100.000 millones de dólares para el año completo 2021, después de haber reportado 68.000 millones de dólares en 9m21 (acumulado de 11 transportistas). Esto debería asegurar una mayor apreciación del precio de las acciones a medida que se pague el efectivo a los accionistas en forma de dividendos y se realicen nuevas inversiones;

La rentabilidad del capital invertido se situará por encima del costo medio ponderado del capital (WACC) durante un periodo más prolongado. Drewry estima que la actual congestión es una oportunidad para que las líneas navieras obtengan mejores (y más largas) condiciones contractuales de los expedidores, que querrán asegurarse de que su carga puede ser movilizada y evitar la alta volatilidad de las tarifas. Esto supondrá beneficios sostenidos y una mayor rentabilidad del capital invertido frente al WACC.

Perspectivas

Drewry dado el actual escenario de atascos en la cadena de suministro y la creciente amenaza de la variante Ómicron, ha vuelto a mejorar su previsión anual para 2021 desde su orientación anterior de US$150.000 millones a US$190.000 millones, con un margen de aproximadamente el 43%. El fundamento de la previsión de beneficios proviene de un giro que se aleja del inestable (y probablemente en retirada) mercado spot hacia contratos a más largo plazo que se espera que se firmen a niveles significativamente más altos en las próximas negociaciones.

Lo anterior garantizará beneficios elevados para el sector mundial del transporte marítimo de contenedores que seguirán generando ingresos muy atractivos para los inversores en acciones, tanto a través de la subida de los precios de las acciones como de los generosos dividendos.

 

Fuente: MUNDO MARÍTIMO

Compartir

Solicita nuestros servicios

¿Tiene algún requerimiento? Comunícate con nosotros lo atenderemos a la brevedad posible.