Disminución de nivel de agua en vías fluviales de Europa afecta operación de navieras

¿Le gustó el artículo?
  • ¿Le gustó el artículo?
  •  (2)
  • No (0)

Por: Karla López
klopez@camae.org

Las líneas navieras enfrentan mayores costos y retrasos, luego que las altas temperaturas del verano generen una disminución en el nivel del agua en el río Rin, una de las vías fluviales más importantes del Oeste de Europa.

La noticia no es bienvenida para una industria que ha afrontado durante casi dos años la congestión severa en Amberes y Rotterdam.

Según fuentes de Hapag-Lloyd, los bajos niveles de agua obligaron a los operadores de barcazas a reducir la capacidad en hasta dos tercios o suspender operaciones por completo.

Las líneas navieras advirtieron a los clientes que esperan retrasos en Austria, Francia, el sur de Alemania y Suiza, ya que los niveles de agua en la parte superior del Rin se encuentran en un «punto crítico».

«Los flujos de carga de las barcazas se moverán a otros modos de transporte, como el ferrocarril y el camión, lo que generará una escasa capacidad allí».

El operador de lanchas a remolque Contargo dijo que impondría recargos en el tramo del Rin que pasa más allá de Kaub si los niveles de agua caen por debajo de 0,71 metros.

«Según los pronósticos, en los próximos días se espera que el nivel de Kaub Gauge caiga por debajo de la marca de 0,71 metros, lo que reducirá aún más la capacidad de carga de las barcazas», dijo Contargo.
«Desafortunadamente, ya hay una escasez de capacidad disponible y no se pronostica una lluvia importante, por lo que no se puede esperar una mejora en la situación en el corto plazo», agregó. «Estamos ampliando nuestra tabla de recargos por escasez de agua para incluir una tasa de recargo adicional».

Según información de Loadstar, con una profundidad de agua actualmente entre 0.7 y 0.8 metros, se debe pagar un adicional de € 175 por contenedor de 20 pies y € 225 por 40 pies. Si los pronósticos son precisos y los niveles caen entre 0,7 y 0,61 metros, estos costos aumentarán a € 240 y € 300.

«El recargo solo se aplica a los contenedores llenos, y la disposición se aplicará hasta nuevo aviso», agregó el operador. «Continuaremos haciendo todos los esfuerzos posibles para transportar los contenedores puntualmente y en el momento oportuno, pero manténgase en estrecho contacto con los puntos operativos en las terminales terrestres».

El caluroso verano que se vive en Europa provocó que los niveles del Rin caigan a su nivel más bajo en cuatro años y para quienes utilizan la red de aguas continentales, los problemas solo aumentarán la tensión de una infraestructura inadecuada en Amberes y Rotterdam.

Los contenedores que usan barcaza representan alrededor del 35% de la carga entrante y saliente en el puerto de Amberes y alrededor del 50% en Rotterdam.

Y Amberes tiene mayores ambiciones: su sitio web declara que quiere aumentar la cuota de barcaza al 42% para 2020.

    Solicita nuestros servicios

    ¿Tiene algún requerimiento? Comunícate con nosotros lo atenderemos a la brevedad posible.