Drewry reduce pronóstico de crecimiento en envío de contenedores

¿Le gustó el artículo?
  • ¿Le gustó el artículo?
  •  (1)
  • No (0)

Por: Redacción CAMAE
klopez@camae.org

Las perspectivas para el envío de contenedores se han deteriorado aún más en los últimos tres meses.

Una noticia que no es bien recibida por los transportistas marítimos que en los próximos trimestres, se enfrentan a una lucha por la supervivencia frente a un fuerte aumento en los costos operativos como consecuencia del límite de 0,5% de azufre en el combustible marino que estableció la Organización Marítima Internacional y que se convertirá en ley el 1 de enero del 2020.

De acuerdo al informe  de Drewry se esperaba que el rendimiento del sistema portuario global aumentara solo un 2.6% este año; su predicción anterior era del 3%, a su vez un ajuste en su 3.9% original.

“El peso de los riesgos que presionan en el mercado de contenedores parece ser cada día más pesado”, dijo Simon Heaney, gerente sénior de investigación de contenedores de Drewry y editor de Container Forecaster.

En julio, el Fondo Monetario internacional recortó su pronóstico para el crecimiento del comercio mundial de bienes y servicios en nueve puntos porcentuales, a 2.5%, advirtiendo que el crecimiento global se mantuvo “moderado”, citando las consecuencias de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, el aumento de las tensiones geopolíticas y la incertidumbre sobre los precios de la energía.

Pronóstico para las navieras

La estimación actual de Drewry es que los operadores de portacontenedores se enfrentarán con una factura de combustible adicional de $ 11 mil millones relacionada con la transición al combustible con bajo contenido de azufre, y además, algunos de esos gastos se incurrirán en el último trimestre de este año en el cambio en recipientes a LSFO (fuelóleo bajo en azufre).

Los transportistas no han logrado obtener una compensación por los grandes picos anteriores en los precios de los búnkeres o por el mayor costo del combustible con contenido ultra bajo de azufre en las regiones de Europa y los EE. UU. De SECA (control de emisiones de azufre).

Pero esta vez las apuestas son mucho más altas; Drewry advierte que algunas líneas pueden necesitar tomar medidas drásticas para evitar la bancarrota.

“En ese escenario, los transportistas tratarán de proteger los flujos de efectivo mediante la restricción de la capacidad lo mejor que puedan a través de una combinación de medidas, que incluyen una navegación más lenta, más salidas en blanco y la contratación de buques fletados”, dijo el Sr. Heaney.

Solicita nuestros servicios

¿Tiene algún requerimiento? Comunícate con nosotros lo atenderemos a la brevedad posible.