Hapag Lloyd pierde USD 80 millones como resultado de altos costos de combustible

¿Le gustó el artículo?
  • ¿Le gustó el artículo?
  •  (0)
  • No (0)

Por: Karla López
klopez@camae.org

Hapag-Lloyd perdió USD 80 millones en el segundo trimestre del 2018, después de seis meses su pérdida neta alcanza los USD 122 millones.

La naviera alemana atribuye este resultado a la “competencia intensa” y los “mayores costos operativos”.

El presidente ejecutivo de la naviera, Rolf Habben Jansen, indicó que el resultado del segundo trimestre fue “algo decepcionante” y que “definitivamente no era un mercado fácil”.

“Durante el resto del año, vemos un entorno de mercado que mejora de forma lenta pero constante, pero reconocemos que aún existen importantes incertidumbres geopolíticas que podrían influir en el mercado. Aceleraremos algunas de nuestras iniciativas de digitalización y finalizaremos nuestra nueva estrategia hasta el final del año”, aclaró.

Habben Jansen dijo que Hapag-Lloyd esperaba negociar una reducción en los costos de los terminales en próximas renovaciones, y agregó que el operador intenta recortar la capacidad de los servicios dónde se reducen los márgenes de ganancias.

Hapag-Lloyd transportó 5.8 millones de TEUs en los primeros seis meses, un 39% más que en el mismo período de 2017, sin embargo, en términos comparables, y deduciendo la rentabilidad que generó la fusión con United Arab Shipping Company (UASC), el aumento fue del 4%.

Hapag-Lloyd se enfrenta a mayores costos de fletamento e intermodales, pero el mayor impacto fue el aumento en los precios del combustible, con el costo promedio de los búnkeres aumentó en un 23% en el semestre anterior, a USD 385 por tonelada. Y se registró un nuevo aumento en los costos de combustibles en el segundo trimestre, el combustible alcanzó un promedio de USD 399 por tonelada.

A pesar de implementar recargos de recuperación de emergencia en el búnker en toda su red, según Loadstar, el transportista no pudo mitigar el alcance total de estos costos adicionales. No obstante, Habben Jansen argumentó que línea había tenido “bastante éxito al aprobar los recargos por combustible” y se mostró optimista de que Hapag-Lloyd sería compensado por los mayores costos de combustible asociados con las regulaciones de la OMI del 0,5% de azufre a partir de enero de 2020.

Lars Jensen, CEO y socio de SeaIntelligence Consulting, manifestó: “es muy probable que esta historia [de resultados de Hapag-Lloyd] se repita en los demás operadores principales, ya que están expuestos de manera similar a los precios del petróleo y la falta de aumentos en las tarifas.

Habben Jansen calcula que el costo adicional de combustible con combustible bajo en azufre sería de alrededor de USD 100 por TEUs, que necesitaría recuperarse en el cuarto trimestre del próximo año, ya que el combustible más caro y más costoso se carga a los tanques de los buques.

Solicita nuestros servicios

¿Tiene algún requerimiento? Comunícate con nosotros lo atenderemos a la brevedad posible.